lunes, 4 de agosto de 2014

Jenny Lewis

A estas alturas no vamos a descubrir a toda una artista como Jenny Lewis, la ex cantante de Rilo Kiley no sacaba disco en solitario desde hacía 6 años, y este 2014 estamos de enhorabuena por tenerla de nuevo entre nosotros. Bueno, vale, alguno me dirá que entre tanto ha sacado disco con Jenny & Johnny, y ha estado en varios proyectos de bandas sonoras, así que tampoco es que haya estado desaparecida ...

Pero bueno, desde aquel maravilloso Acid Tongue de 2008, no había sacado ningún álbum en solitario. Aunque bueno, si alguien espera aquel tono relajado entre el country, el rock y el indie americano en este disco, The Voyager, aparece más bien poco.

De entrada sorprende que haya estado producido por Ryan Adams, lo cual da una idea de cual es la idea de este trabajo. Y desde luego han conseguido sacarse de la manga algunos hits que estoy seguro que van a a funcionar muy bien en las radios de medio planeta, aunque a mí no me han gustado tanto como el resto del disco.

El disco empieza con dos de esos temas más comerciales, de los cuales destaca She's not me. No os confundáis, esa máscara de producción perfecta y de tema que conjuga la música americana con algo de soul melódico, esconde un tema genial. Es un temazo, y seguramente lleve a Jenny Lewis a todas las cadenas del mundo. Que sea comercial no quiere decir que sea una mala canción, muy al contrario, en este caso nos encontramos con un tema buenísimo.

Eso sí, en el tercer corte, cambia completamente de registro y nos encontramos con la que para mí es la mejor canción del disco, Just one of the guys. Tal vez sea porque aquí reaparece esa Jenny Lewis del Acid Tongue, con un tema entre el folk y el indie. Y eso a sus seguidores, nos gusta más. Si además sumamos la colaboración de Beck en este tema, pues blanco y en botella.

A partir de aquí el disco va tomando diferentes caminos, con unas influencias más amplias que en anteriores trabajos, Slippery Slopes tira más de un rock americano tradicional con Tom Petty como gran referencia, o You can't outrun em que se va hacia un indie más contemporáneo como el que hiciera con Johnathan Rice en su anterior trabajo.

Durante todo el disco, Jenny va contando las experiencias de su viaje personal, su entrada en la completa edad adulta, todas sus dudas acerca del matrimonio, la muerte de su padre o la ansiedad que provoca no tener hijos.

En el final del disco nos encontramos algunos temas que deben ser destacados. En primer lugar y siendo una de las canciones que más me gustan del disco, The New You, me parece un temazo de suave y dulce indie-pop, que bien podría acercarse más a la línea de bandas como Allo Darlin' o Rocketship. Y en una línea parecida: Aloha & the three Johns que es una de las canciones más movidas del disco, con una melodía pegadiza y un buen estribillo.

Un disco del todo disfrutable y de una gran artista, lo tenéis en new album releases, para darle una escucha!

No hay comentarios:

Publicar un comentario