martes, 30 de septiembre de 2014

The Muffs

Bueno, pues hoy me pongo con uno de esos discos que llevo escuchando ya algunos meses pero que no había comentado. Kim Shattuck ha retomado la actividad con su grupo de siempre The Muffs, y 10 años después han vuelto sacar un disco: Whoop dee doo, gracias a Burguer Records (me encanta este sello).

En realidad nunca se habían separado, aunque es verdad que diferentes proyectos los alejaron un tiempo, sin ir más lejos la propia Shattuck estuvo un añito siendo la bajista de Pixies.

Eso sí, el tiempo no ha pasado por The Muffs porque siguen sonando a la gamberra banda pop-punk que eran en los 90. No es que estén atascados, es que suena a lo que quieren ellos y no tienen por qué cambiar.

En este Whoop Dee Doo nos encontramos esas rápidas canciones con estribillos pegadizos, guitarrazos punk y la voz de Shattuck que lo mismo suena romántica y evocadora que se pone a pegar berridos y te deja medio sordo.

Weird boy next door, es el tema con el que abren y uno de los más destacados del trabajo, un tema punk ramone que engancha y que te hace levantar los pies del suelo y empezar a poguear. Take a take a me o Up and Down around son los otros dos temas destacados de esta primera mitad del disco, sobre todo el segundo que a mí es el que más me gusta del disco, y que tiene cierto toque a los Beatles del Rubber Soul, energía contenido en un medio tiempo power pop, y un estribillo rápido y con pegada.

La segunda mitad del disco no es tan acertada como la primera, pero los temas de punk incendiario siguen muy presentes: Cheezy o I get it, me encantan y suenan de maravilla, evidenciando que como decía antes siguen sonando a lo que son, y que se les da realmente bien.

Para pegar botes en vuestro cuarto, el disco lo tenéis en New Album Releases.

No hay comentarios:

Publicar un comentario