miércoles, 13 de enero de 2021

Painted Shrines

 He tenido que comprobar cómo hace exactamente un año, en esta misma semana de enero hablaba del EP que habían sacado The Telephone Numbers, uno de los tantos proyectos de Glenn Donaldson como The Reds, Pinks & Purples, Art Museums o The Skygreen Leopards, porque justo hoy conocíamos Gone, el primer adelanto del futuro disco de Painted Shrines, Heaven and Holy, un proyecto precioso donde participa el propio Donaldson junto con Jeremy Earl de Woods.

Y, la verdad, es que llama la atención que en esta canción, Gone, se condensen perfectamente aspectos de ambos músicos, porque si el pop atemporal y la voz en falsete nos recuerda a la banda de Nueva York, las amables guitarras jangle de aires setenteros nos recuerdan a The Reds, Pinks & Purples y al músico californiano. Y, por si fuera poco, se une al dúo el bajo de Jeff Moller de Papercuts, para acabar de cerrar el círculo.

Earl y Donaldson se conocieron en 2011 durante la grabación de uno de los discos de Woods, donde ya colaboraron. Pero, en esta ocasión, durante la cuarentena han tenido tiempo para colaborar con calma y dar forma a estas canciones que saldrán el próximo 5 de marzo.

Estaremos atentos.

lunes, 11 de enero de 2021

The Umbrellas

 

Siempre ocurre que, al pasar de año, durante los primeros meses todavía acabo reseñando discos del anterior que he ido descubriendo con retraso. El EP maritime de The Umbrellas no es exactamente el caso, aunque es un trabajo, que salió en agosto de 2020.

Digo que no es exactamente el caso porque antes de su publicación ya había escuchado una canción del mismo, y lo tenía entre ceja y ceja porque me había encantado su sonido a C86 lo-fi y jangle-pop de influencias ochenteras, especialmente con guitarras y sintetizadores. Pero se ve que, al llegar el verano, se pasó desapercibido su lanzamiento y no escuché el EP completo, que tiene 4 cortes.

Esta mañana, leyendo una interesante lista de los mejores single 7" y EP's del año me he vuelto a cruzar con él y ya he podido darle una escucha completa a este maravilloso disco del grupo de San Francisco, The Umbrellas. City Song es la primera, y mi favorita, donde las guitarras y el teclado componen un tema que bien podrían haber sacado Camera Obscura o los Comet Gain más pop. Algo similar sucede con los otros 3 temas: Never available y Visions, con doble voz chico y chica, me ha recordado a los preciosos cortes pop de The Popguns, mientras que la final Happy tira algo más del clásico twee-pop de grupos como Talulah Gosh o de referencias más actuales como Jeanines.

Cuatro canciones geniales en este trabajo de The Umbrellas que, ojalá venga continuado con algún disco completo.

viernes, 8 de enero de 2021

Airbag

 Mira que empieza raro este 2021 entre el coronavirus, los exámenes, el asalto fascista al Capitolio y yo comentando dos entradas seguidas en castellano. Pero es que este EP de Airbag bien se lo merece. Discotecas salió en diciembre con Sonido Muchacho y la producción de Juan (Carolina Durante/Axolotes Mexicanos) lo que ha provocado que el sonido punk de Airbag se haya moderado hacia un power-pop muy divertido con teclados y sintetizadores, como bien podemos observar en Discotecas, el corte homónimo, y que llevo escuchando más de un mes sin cansarme de él. De hecho, me parece uno de las mejores canciones que han hecho en años y estoy convencido de que en directo funcionará genial.

Selfie antes de morir y Disco Azul, son dos cortes más cercanos a sus últimos álbumes y que, de hecho, no desentonarían en ninguno de ellos: guitarras, coros y buenas melodías.

Pero quizás, junto con Discotecas, la canción más destacada sea Novias de los Ramones, que es el otro corte que más me ha gustado: casi instrumental, con aires surf a lo Beach Boys, pero incluyendo castañuelas y elementos flamencos y un coro final muy de taberna y de verbena de pueblo. Un clasicazo instantáneo de los malagueños que hará las delicias de todos sus fans, como yo.

lunes, 4 de enero de 2021

Rata Negra

 

Feliz año nuevo a todos/as :)

Después de un final de cuatrimestre durísimo y unos días de desconexión en el campo con la familia, vuelvo a la carga con el blog en este 2021 que lo comenzamos con preocupación por los datos de la pandemia y el anuncio de nuevas medidas de distancia social y, a la vez, con la esperanza de que vaya avanzando la vacunación y toda esta situación vaya mejorando.

Y para empezar el año: un adelanto. El escarmiento de Rata Negra. Hace años que les escuchó (el año pasado sacaron un EP que me encantó y el anterior un disco que oí bastante) pero, por lo que sea, nunca había comentado nada de ellos en el blog. Cosas raras que, a veces, me pasan con grupos que me gustan y que me callo como un idiota.

A Rata Negra les conocí, como casi todo el mundo, por ser la banda con la que continuaron su camino Violeta y Fadrique de Juanita y Los Feos. Es verdad, que desde el principio, quisieron marcar otro rumbo más punk y menos pop, pero en el adelanto que el pasado diciembre conocimos, El escarmiento, las ha salido toda la vena pop y post-punk, con unas guitarras maravillosas, una sección rítmica machacona y un teclado que adorna los estribillos de forma magistral.

No sé cómo será Un día vulgar, el álbum que saldrá en abril de 2021 con los sellos La vida es un mus y Humo, pero desde luego este primer lanzamiento es absolutamente genial y me lleva loco las dos últimas semanas desde que lo escuché por primera vez. De hecho, ha sido mi canción de año nuevo.

sábado, 26 de diciembre de 2020

Nebrija Records diciembre 2020

 

Happy boxing day! Como todos los años desde que creé el blog y recuperé Nebrija Records! el 26 de diciembre subo la segunda recopilación del año con lo mejor del año entre julio y diciembre. La recopilación de la primera mitad del año la tenéis aquí, por si tenéis interés en escucharla todavía.

Parece mentira pero este 2020 ya se va. El annus horribilis por excelencia y que será muy difícil de olvidar también tiene final y lo hará con la esperanza que nos da el comienzo mañana de la campaña de vacunación en toda la Unión Europea contra la COVID-19. Ojalá este esfuerzo científico sin precedentes dé su fruto y 2021 pueda ser un año mejor, con todas las precauciones, el lavado de manos, la mascarilla y lo que se necesite, pero que no nos vuelva a mantener encerrados en casa. Ojalá.

Para que la navidad y el inicio de este año de esperanza entre con buena música os dejo esta recopilación nebrijera con el siguiente repertorio:

1. Real Numbers -  Brighter then

2. Love, burns -  Gate and the Ghost

3. The Crystal Furs - Pretty mind

4. Lunchbox - Gary of the Academy

5. Exploding Hearts - Far, but never gone

6. Gary Olson - Afternoon into evening

7. Matt Berninger -  One more second

8. Phoebe Bridgers - Kyoto

9. The Radio Dept. - You're looking at my guy

10. The Reds, pinks and purples - Fogotten names

11. The Slow Summits - Safe and sorry

12. Permits - World in numbers

13. Fontaines D.C. - I was not born

14. Neutrals - Personal computing

15. Kiwi Jr. - Undecided voters

16. The High Water Marks - Can you

17. The Beths - Out of sight

18. The Muldoons - Don't be like that, girl

19. The Boys with the perpetual nervousness - Play (on my mind)

20. Smokescreens - Working Title

21. Pop Filter - Laughing Falling

22. Fort Not - I guess

23. Dropkick - Feeling never goes away

24. Northern Portrait - At Attention

25. Cut Worms - Veteran's day

El enlace para la descarga directa lo tenéis aquí :) junto a mis mejores deseos para el próximo año que entra.

miércoles, 23 de diciembre de 2020

The High Water Marks

 

A principios de noviembre salió este maravilloso Ectasy Rhymes de la banda (afincada en) Noruega The High Water Marks, que viene a suponer el tercer largo de este grupo, aunque en realidad lleva más de 20 años en esto de hacer discos.

La banda la formaron Hilarie Sidney y Per Ole Bratset, aunque ella no era una desconocida ni mucho menos. Ya había formado The Apples in Stereo y había estado dentro del círculo artístico Elephant 6, igual que grupos como Neutral Milk Hotel o The Ladybug Transistor.

Con su banda noruega, The High Water Marks, han hecho este 2020 uno de los discos más interesantes del año, aunque imagino que pasará bastante desapercibido para la mayoría de los mortales en el mundo de la música. Una pena, porque clavan sus 12 cortes en el tiempo justo para introducir grandes canciones de guitarras sucias C86, al estilo de The Pastels, como hacen en Award Show, The Trouble with friends o en la apertura Ode to Lieutenant Glah, junto con otras canciones de estribillos pop como la homónima Ectasy Rhymes, Pepin Le Bref  (me encanta ese teclado) o I'll be formal (with you because of it), donde me han recordado un poco a Lacrosse, esa banda escandinava tan buena de comienzos de los 2000.

Incluso, les queda margen para incluir temas con ramalazos punk melódico, como en Satellite o la genial Can You, que tanto me han recordado a Neutral Milk Hotel.

Ya me pareció hace un mes un gran disco, en su día, por falta de tiempo, no lo pude comentar, pero estos días lo he andando recuperando (mientras preparo la segunda recopilación anual) y, la verdad, me ha parecido un álbum soberbio.

jueves, 17 de diciembre de 2020

Cut Worms


El pasado 9 de octubre, como el que no quiere la cosa, me bajé el disco de Cut Worms. El artista de Brookyn publicaba Nobody lives here anymore y la verdad es que yo no lo conocía mucho, pero confié en las buenas críticas de blogs que sigo como Don't Eat the yellow snow.

Por aquellas fechas, con el curso recién comenzado, con la pandemia en el punto álgido de la segunda ola en número de contagios y con los líos del concurso de plazas (que espero acaben ya la semana que viene), no le presté mucha atención a este álbum. Lo escuché un par de veces, pero no me entraba: 17 canciones son muchas y, para colmo, bastante largas. El estilo entre el indie-pop y el folk de aires country no me llamó demasiado la atención y lo dejé pasar sin pena ni gloria por mis oídos.

Craso error. Desde hace un par de semanas se ha acabado por convertir en mi disco de cabecera. Es buenísimo y tiene un poco de todo. Un eclecticismo que Cut Worms lleva al máximo exponente de forma elegante, pausada y con muchísimo talento. Además, me ayuda y me relaja en estos días que voy de cabeza, así que le voy a estar agradecido durante mucho tiempo y le dejo a deber una cerveza cuando quiera venir a cobrársela a España.

Nobody Lives here anymore fue redescubierto gracias al vídeo de Veterans' Day, que salió hace un par de semanas y que es una auténtica maravilla (tanto vídeo, como canción). La verdad es yo la canción no recordaba ni haberla escuchado, pero es lo que tiene que Cut Worms haya metido el mejor corte del disco en un discretísimo 7º lugar del álbum.

Musicalmente el disco de Cut Worms es una pequeña montaña rusa, que a cualquiera le saldría mal, de nos ser por el enorme talento que el neoyorquino tiene. Lo que más abunda es un indie-pop de aire folk, donde las guitarras y los arreglos de piano y viento conforman grandes canciones que a mí me recuerdan al mejor Father John Misty. Ahí tenemos cortes geniales como Unnatural Disaster, Looks like rain, A love so fine, I won't get It Right o Last word to a refugee que, tal vez sea, otro de los grandes cortes de este disco y donde, por primera vez, la voz de Cut Worms nos trae a la mente al John Lennon de Jealous Guy

De hecho, la presencia de Lennon como referencia es una constante durante todo el disco, como ocurre en Walk with me, aunque llega a su punto culminante en Veterans' Day, la mejor canción de este disco y, en mi opinión una de las mejores de todo el año.

Pero, dentro de ese aire a indie y folk que destila con melancolía y talento, hay otros muchos matices y referencias a la música de guitarras de los 60, como las guitarras de aires rockabilly que inician el álbum en The Heat is On y que recuerda a una de esas canciones de Roy Orbison pero donde incluso caben unos coros a lo Beach Boys que son una delicia. También encontramos cortes como Sold my soul donde se acerca un poco más al Bob Dylan del Highway 61 revisited incluyendo unas slide-guitars muy americanas. Estos continuos guiños a la década de los sesenta tienen uno de los mejores exponente en All the Roads, un corte que podríamos meter en cualquier disco de Buddy Holly sin pestañear o con referencias al Doo-Wop en cortes como Baby Come On.

Definitivamente, Cut Worms ha hecho un disco completísimo y coherente. Suena genial e incluye un gran número de referencias sesenteras, indie y folk, que hará que desempolves tus vaqueros y botas tejanas para estas navidades.