lunes, 30 de junio de 2014

A sunny day in Glasgow



Vaya final de Junio ... la verdad es que esta última semana se me han acumulado varios discos que he venido escuchando y de los que quería hablar, y al mismo tiempo tengo ya preparada la recopilación Nebrija Records de esta primera mitad del año -he decidido que para no ser pesado y tampoco haceros esperar hasta Diciembre, pues que voy a hacer un par al año, que hay canciones suficientes.

Bueno el primero de los álbumes que se me han ido acumuando se filtró la semana pasada y es el Sea when Absent de la banda de Philadelphia A sunny day in Glasgow. Ya os hablé de este disco hace un mes o así a raíz del single de adelanto, y la verdad es que  creo que esa canción es lo mejor del disco así que a mí me ha decepcionado bastante.

Hacía cuatro años que la banda de Ben Daniels no sacaba disco, y el sencillo Bye Bye Big Ocean estaba tan bien que nos las prometíamos muy felices. Pero la verdad es que el disco es un quiero y no puedo, y no terminan de cerrar una canción que les quede redonda.

Por supuesto el rollo shoegazer y dream pop de la banda y que tanto recuerda a Slowdive sigue intacto -pese a los muchos cambios en la formación- y en ese aspecto creo que el disco les ha quedado un poco sobreproducido, muchas capas, muchos sintes, muchos coros, y aparición de instrumentos como violas, chelos o trompetas. Demasiado rollo creo yo.

Lo mejor del disco aparece al principio y al final, Bye bye Big Ocean es la que abre el LP, y es la mejor de todo el álbum, después aparece In love with useless, que tampoco está mal. Pero a partir de la lenta Crushin' el disco se atranca bastante, y no vuelve a despegar hasta la más que aceptable The body, it bends, que me parece la otra gran canción destacada del disco.

Bueno, no sé si los seguidores de la banda quedarán contentos, pero a mí se me ha hecho un pelín complicado de más, tal vez sacando un EP con cuatro o cinco canciones hubieran estado más finos ...

El disco en New album releases por si queréis echarle unas escuchas.

viernes, 27 de junio de 2014

De viaje por Los Planetas

A principio de año recuerdo haber adelantado un tema de este recopilatorio homenaje a la banda granadina Los Planetas, creo que fue el tema de Odio París, si no me falla la memoria.

El caso es que poco a poco se fueron conociendo los temas que componían este libro-disco que es De viaje por Los Planetas, no los quise ir poniendo por no abrumar el blog, y preferí a que estuviera todo el disco publicado por completo.

Hace ya un tiempo que Ondas del Espacio, que son los promotores de tan magnífica idea, pusieron el disco en bandcamp al módico precio de 1 euro. Supongo que los cd's que iban con el libro se habrán agotado ya y por eso lo han puesto en internet.

No voy a contar nada que no sepáis de la banda de J, Florent y compañía, pero sí me gustaría decir que algunas de las versiones que este disco contiene son una genialidad que honran maravillosamente el legado de la banda pionera por excelencia del indie nacional -y bueno, su repercusión en toda la música hecha en castellano, en general.

Cabe decir que Ondas del Espacio, no se han ido a lo fácil para conseguir repercusión tirando de bandas nacionales de relumbrón, y han ido buscando otros grupos que casan mejor con el espíritu de Los Planetas, el indie DIY y la lejanía de los grandes circuitos de pop comercial que últimamente inundan nuestras salas de música. Ha sido un acierto, desde luego, y aparecen algunas bandas que nosotros admiramos muchísimo como Reina Repúblicana, Doble Pletina, los chilenos Dënver, Odio París, Grushenka, Los Bonsáis, Klaus & Kinski o Cosmen Adelaida.

A destacar algunos cortes sobresalientes como ese Mi hermana pequeña de Grushenka, Qué puedo hacer de Klaus & Kinski, Si está bien de Reina Republicana, o Espiral de Los Bonsáis. Otros se quedan en el camino y es que es sumamente difícil llegar al nivel de Jota y los suyos, y en este caso se trataba más de llevar cada uno las canciones a su terreno, más que ir a reproducir las canciones.

Os lo dejo para que disfrutéis este verano con él.

miércoles, 25 de junio de 2014

Pale Lights

La verdad es que llevo queriendo poner el disco de Pale Lights, Before there were pictures, por lo menos dos semanas, pero entre unas cosas y otras no he sacado tiempo.

Este largo es el primero de la banda de Nueva York que lidera Philip Sutton, que es al mismo tiempo a batería de Comet Gain y miembro de otra banda muy recomendable como es The Soft City. Si además a este proyecto se unen miembros de Crystal Stilts o Knight school, pues nos sale una ecuación perfecta.

Este es un disco de pop de muchos kilates, janglepop elegante, bien trabajado y con una producción perfecta. Una maravilla que se va a colar segurísimo entre lo mejor del año en varias listas, ya veréis.

En apenas media hora y diez canciones Sutton nos atrapa con sonidos que nos recuerdan a lo mejor del pop australiano de los 80 y los 90 ... la sombra de Tha Bats es alargada, pero bandas como The Chills, The Go-betweens o The June Brides también aparece en este disco.

Desde el principio Another broken heart sabemos un poco lo que esperar de este disco, y es que los medios tiempos sombríos del Kiwi-pop están muy presentes en todo el álbum. A mí particularment me encanta el inicio del disco con la ya citada Another Broken Heart, Steps to the ruin y la genial Port of Shadows -una de las mejores del disco, sin duda.

En el tramo central nos encontramos de nuevo tres temas sobresalientes, 4 o'clock in the morning con un aire a The Go-betweens que me encanta, Boy of your dreams, y la que más me gusta del disco Manhattan con ese toque de pop a lo Phil Wilson, donde un agradable riff de guitarra nos va introduciendo en un tema de pop que roza la perfección, los coros entran en el momento justo, y es de esas canciones en la que no tienes que esperar al estribillo porque las estrofas te tienen del todo enganchado.  While you’re living in Manhattan. Nothing good will ever happen. Pues eso.

El final del disco contiene otra pequeña joyita de janglepop con esa brillante y genial The night tells no lies, para cerrar un maravilloso disco de pop, corazones rotos, insomnio y miradas perdidas por la ventana.


jueves, 19 de junio de 2014

Bleached

Las hermanas Jessica y Jennifer Clavin son Bleached, no creo que hagan falta muchas presentaciones porque su Ride your Heart del año pasado fue uno de los mejores discos de punk del año.

Las ex-Mika Miko, son de Los Ángeles, pero es como si fueran de Nueva York y bebieran los vientos por lo mejor de Ramones y el CBGB. Ahora nos anuncia un EP que saldrá este verano y que va a contener 3 canciones.

De momento conocemos el adelanto, For the feel, que es un auténtica obra maestra. Según ellas mismas iba a entrar en el disco del año pasado, pero al grabar la canción no quedaron contentas y decidieron dejarla fuera. Ahora la volvieron a grabar, en un momento en el que ellas confiesan que no dejaban de escuchar a The Kinks, así que se volvieron a meter al estudio y les salió esta maravilla de punk pop a medio camino entre Ramones y The Kinks.

Las otras dos canciones que compondrán este EP son: Poison Ivy y Born to kill.

Ganazas de Bleached.


miércoles, 18 de junio de 2014

White fence

White Fence es el proyecto en solitario de Tim Presley, un músico californiano de Los Ángeles que tal vez os suene poco, pero que fue durante años el líder de Darker my love una banda de garage y psicodelia.

Yo conocí a Presley gracias al disco que hace un par de años sacó conjunto con Ty Segall, el otro antihéroe del garage americano, y que es un poco el culpable de la salida a la luz de White Fence.

Tim Presley había estado casi 5 años encerrado en su habitación creando (además de cantante y compositor, es pintor) pero había estado poco interesado en grabar sus canciones y darles salida, hasta que se cruzó con Ty Segall y empezaron a trabajar juntos. Ty le dió la idea de rescatar algunas de sus canciones para grabar un nuevo disco.

Ahí es donde aparece el nuevo For the Recently Found Innocent el que será el sexto LP de White Fence. Aunque de momento sólo conocemos el adelanto que ha salido y que se titula Like That, y que dicho sea de paso, se encamina a ser una de las canciones del año.

Ty Segall se ha encargado de producir este disco en su pequeño y casero estudio, y entre él y Tim han tenido que decidir entre más de 100 canciones que Presley llevó al estudio. Una de ella era este Like that, una canción donde aparecen todas las influencias que encandilan a este par de músicos, guitarras garageras que beben del rock de los 60, punk, psicodelia y folk. Marca de la casa.

Resulta curioso que White Fence quisiera descartar este tema del disco, porque le pareció un hit tan instantáneo que le daba vergüenza publicarlo. Pero Ty se ve que puso algo de cabeza y le dijo a su compañero que grabara esa canción y la incluyera en el disco. Menudo acierto, porque desde esta mañana no soy capaz de quitármela de la cabeza.

Algo que seguro que os mola, es la carátula del disco. Un autorretrato del propio Tim Presley, que según él mismo salió por casualidad tratante de hacer una obra abstracta. 

 

The Fresh and Onlys

Fresh & Onlys
Junio es un mes de lío, siempre lo ha sido, y por más que pasen los años eso no cambia. Entre exámenes, tribunales, entrega de trabajos, puesta de notas y cierre de actas la verdad es que cuesta sacar un rato para escuchar novedades, y eso que aunque a cuenta gotas, parece que los grupos van preparando el verano con lanzamientos y adelantos de singles.

Bueno, hace bien poco os comentaba que The Fresh and Onlys estaban preparando la salida de un nuevo disco, lo cual bien nos alegraba porque somos grandes seguidores de la banda de San Francisco.

Desde que los frescos y únicos firmaran por Mexican Summer hace unos años su carrera se ha disparado. Hace un par de años sacaron el que, para mí, es su mejor disco Long Slow dance, un álbum donde mezclaban algo de pop psicodélico de los 70 con lo mejor del jangle pop de los 80, algo así como The Byrds y The Cars en el mismo disco.

El año pasado sacaron un EP Soothsayer, en el que nos dejaban un poco con el culo torcido porque cambiaban bastante de onda. Mantenían esa psicodelia que tanto les gusta, pero se dejaban las alegres melodías atrás para incluir sonidos más oscuros ligados al dream pop de los 80 y primeros 90.

El disco que ahora han sacado House of Spirits, sigue un poco por este camino marcado, y anda más en esta línea de oscuridad y psicodelia. La verdad es que me ha costado un poco hacerme con el disco (y creo que todavía no me he hecho, ni me haré del todo con él). Este rollo de The Cure psicodélicos no me termina de convencer y creo que se les daba mejor la faceta jangle y pop de su anterior trabajo.

House of Spirits es algo irregular, al principio es difícil que te entre por el oído, pero poco a poco y conforme lo vas escuchando más, le vas sacando cosicas salvables. El disco entra bien con dos temas oscuros de pop ochentero Home is where? y Who let the devil me parecen dos grandes canciones, especialmente la segunda.

En el tramo medio hay que destacar Animal of one, un tema que de entrada se pone más psicodélico con un toque sureño al más puro estilo Calexico, que luego desaparece en la canción. 

Y lo mejor viene en la segunda parte del disco con Hummingbird, el tema más pop y el que mejor entra del disco. Es el que más se parece a su anterior trabajo, y ahí dan en la tecla con un buen riff de guitarra y una acertada melodía. Lo mejor del disco. Aprils fool sigue también la estela de este pop tan californiano que hicieron en el anterior álbum, y aunque la canción no esté al nivel de la anterior, es también de lo mejorcito del disco.

Al final, hay que destacar Candy, una canción lenta que poco a poco va creciendo hasta acabar con una preciosa explosión de trompetas que le dan un toque genial a una canción que necesitaba salir por algún sitio.

De todas formas, y aunque como hemos dicho hay cosas salvabales en el disco, hay temas que se los podían haber ahorrado porque se hacen lentos, largos y pesados ... canciones como Bells of Paonia o I'm awake, me han dicho bien poco.

El disco lo tenéis en exystence por si lo queréis oir.

lunes, 16 de junio de 2014

Au revoir Simone

No es fácil enfrentarse a Fade into you de Mazzy Star, en primer lugar porque es una canción icónica en el pop de los 90 y en segundo lugar porque ese toque melancólico que tiene el tema no es fácil de asumir.

Au Revoir Simone llevaban ya un tiempo haciendo este tema en directo, y ahora se han atrevido a llevarla al estudio. Menudo acierto, porque es una auténtica maravilla. Han incluído un precioso sintetizador para darle un aire oscuro y triste, como el synth-pop de los 80, y además han contado con Nikolai Fraiture de los Strokes tocando un genial y consistente bajo que te mantiene atado a la canción durante casi 5 minutos.

Es una genialidad de mérito, y seguro que al final del año aparece en más de una recopilación de lo mejor de ..


Gold-Bears

Gold-BearsDesde la semana pasada os quería hablar de este genial Dalliance de la banda de Atlanta Gold-Bears. Hace un par de meses os puse ya el single de adelanto, y la verdad es que como me gustó tanto el primer disco, esperaba muchísimo de esta nueva entrega.

Y cumple las espectativas, vaya si las cumple! El sello Slumberland tiene un criterio muy definido cuando ficha, y si Gold-Bears entra en ese baremo, hay poco margen de error. En esta ocasión creo que el disco tiene un cierto aire punk más evidente, y aunque también aparece ese toque nostálgico de C-86 queda más disimulado que en el anterior. Si en álbum previo sonaban más a The Wedding Present, This Poison o Tiger trap, en esta ocasión se acercan más al punk pop de Bleached, Veronica falls o Joanna Gruesome.

Las canciones más pop son donde más aciertan y por ahí andan For you o Chest para demostrarlo, incluso en la más lenta  From Tallahassee to Gainesville también están inspirados. En estos cortes incluyen magníficos estribillos, coros dulcísimos y alguna que otra trompeta que queda genial.

En las canciones más punk pisan el acelarador y la verdad es que tambien están genial, Memo o Punk song no 15 son dos grandes temazos y no desmerecen en absoluto al resto del disco.

Así que ya sabéis, si queréis una buena dósis de punk-pop, C-86 y noise pop, este disco colmará vuestras espectativas sobradamente.

El disco lo tenéis en exystence para que lo escuchéis.


miércoles, 11 de junio de 2014

Peter Matthew Bauer

No sé la de veces que he dicho que The Walkmen son una de mis bandas favoritas, por eso su separación me fastidió sobremanera.

Hace poco os comentaba el disco que había sacado Hamilton Leithauser, el ex-cantante de la banda neoyorquina. Ahora vengo con otro de los ex-walkmen que van a sacar trabajo en solitario, en este caso Peter Matthew Bauer.

El nuevo disco saldrá a finales de Junio, así que en breve espero poder escucharlo entero, aunque de momento han avanzado el que será el primer single de Liberation! (me parece sintomático el título del disco) a través de Mexican Summer

El tema se llama I was born in an Ashram y en él Bauer explica su experiencia adolescente cuando solía pasar los veranos en un antiguo monasterio de Nueva York. Aunque él mismo comente que se trataba de un sitio frío, grande y oscuro, el tema que ha hecho no es para nada oscuro, al contrario se trata de una canción alegre que enlaza con el folk americano de los 60, con un cierto toque de psicoldelia hacia el final de la canción.

Os lo dejo para que le déis una escucha, y a ver si pronto nos hacemos con el disco completo porque tiene muy buena pinta.


 

The New Pornographers

Geniales noticias desde Canada! The New Pornogrpahers anuncian nuevo disco para este año, y además con toda la tropa.

Tal vez se hayan convertido en uno de los mejores grupos de pop de estos primeros años del siglo XXI, sus discos Challengers o Together son buena prueba de ello. Su marca personal, geniales melodías, letras Bowiescas y maravillosos arreglos instrumentales y vocales para completar un pop refinado de altos kilates.

Tras idas y venidas y varios cambios en la formación -al menos en las giras- se vuelve a reunir todo el personal: A.C. Newman y su talento innato para esas melodías (a mí encantó incluso su disco en solitario), Dan Bejar y sus geniales letras que también funcionan con Destroyer su otro gran proyecto, y por supuesto la vuelta de Neko Case, que tras otro sobresaliente disco en solitario vuelve con sus compañeros para cerrar una formación genial.

El nuevo disco se titulará Bill Bruisers, y la canción homónima es el primer adelanto del mismo. Su sello está presente, cuidada melodía y grandes arreglos incluso en los coros.

Ya tenemos ganas de poder hincarle el diente al nuevo álbum, que tanto promete!


 

martes, 10 de junio de 2014

Me and the bees

Desde hace un par de semanas tenía pendiente hablaros de este disco, el Mundo Fatal de los catalanes Me and the bees.

Es su segundo largo después de aquel genial Fuerza Bien, y de nuevo repiten con el sello La Castanya. Y si en el primer álbum se iban un poco hacia el folk inocentón de canciones como Tibidabo, en este segundo parece que se sueltan la melena y se mueven más en un elegante power pop lo-fi que le viene de maravilla a sus composiciones. Como anillo al dedo.

La verdad es que poco a poco se van convirtiendo en uno de los grupos con mayor proyección dentro del pop patrio, y no es para menos porque si te dicen que este disco ha salido de la mísmisia Glasgow probablemente algunos críticos musicales estarían babeando semanas y semanas.

Este Mundo Fatal tiene 14 temas y ninguno llega a los 3 minutos, canciones de bonitas melodías que van desde un toque folk -esa Scene con la que abren el disco, por ejemplo-, hasta temas más guitarreros como Hugo que me recuerdan a las Breeders más ruidosas. Pero lo más destacado llega con las canciones que se acercan más al power pop, Silver Cross o Joykiller por ejemplo, donde nos vienen a la cabeza bandas escocesas como Attic Lights o de pop escandinavo como Love is all.

Un bonito álbum de pop que hará las delicias de los más exquisitos gourmets del género. Y hecho aquí, que conviene decirlo, no vaya a ser que a alguien se le olvide.


jueves, 5 de junio de 2014

A sunny day in Glasgow

La Philly scene parece que se mueve en muchas direcciones, y es que Philadelphia nos ofrece un panorama de lo más variopinto desde los electro-pop Bloodhound Gang, el indie de Clap your hands say yeah o la banda punk Swearin'.

De entre esa amalgama de bandas y sonidos, uno de los grupos más destacados es sin duda A sunny day in Glasgow, que tiran más hacia el rollo shoegazer que el resto de las bandas de su ciudad.

Este año anunciaron nuevo disco, Sea when Absent, que saldrá a finales de Junio. Hasta entonces lo que tenemos es este sencillo: Bye bye big ocean (the end) que curiosamente va a ser la canción que abra el álbum.

El tema parece un conjunto de puentes, intros, outros y no termina nunca de aterrizar. No hay un estribillo claro, no hay unas estrofas. Empieza con un guitarrazo que te deja sordo, y desde entonces la voz soprano de Ever Nalens empieza a emerger jugando con los ecos que reverberan en los coros. Sintetizadores, violines o chelos completan estas capas de sonido entre el shoegaze y el dream pop, en un tema épico pero que no termina nunca de romper.

De momento ya han despertado mi curiosidad, veremos por donde les lleva el disco.

 

Haunted Hearts



Hace poco os hablé del nuevo single de Haunted Hearts, la banda que han formado Dee Dee de Dum Dum Girls y su marido Brandom Welchez de Crocodiles.

Ahora ya tenemos por aquí el disco completo Initiation, y bueno no es que no merezca la pena, pero si que es verdad que para mí no ha cumplido las espectativas. Tal vez es que el sencillo que adelantaron me gustó mucho, y el resto del disco -excepto un par de canciones- no está a la altura.

Ya intuíamos por donde iban a ir los tiros, y es que en el single Haunted Hearts ya se alejaban del pop lo-fi sesentero de las Girls y del noise-rock de Crocodiles. Apenas encontramos algunos retazos que nos suenen a esas bandas en este disco. En esta ocasión Dee Dee y Brandon han decidido explorar una etapa que les encantan de la música americana como es la escena oscura del Nueva York de los 70 y 80. La new wave más oscura, cazadoras de cuero en locales de sexo lésbico, bandas de post-punk y algo de electroclash. Una mezcla que ellos han sabido reinterpretar, dándole el talentoso toque que aplican en cada una de sus bandas de origen.

Además del single Something that feels bad is something that feels good, hay un par de canciones a destacar a lo largo del disco. En primer lugar Up is up (but is so down) otro tema oscuro que sigue la línea del single, hablando de dolor, de pena y placeres.

A mí me han gustado también House of Lords y Strange Intentions, estas dos canciones me parecen las que más se acercan al estilo de Crocodiles, son algo más rápidas y tienen un buen estribillo que engancha.

Para cerrar el disco aparece Bring me down, una genial balada, donde Haunted Hearts están acertadísimos. Parece una canción en la que se escriben el uno al otro, y es toda una declaración de amor -no muy ortodoxa pero una declaración de amor al fin y al cabo-: Well you've been bad/ But you're the best I've ever had.

El disco lo tenéis en New album releases por si lo queréis escuchar.

 

martes, 3 de junio de 2014

Bob Mould

Bob MouldTenía ganas, la verdad, de encontrarme con un buen disco guitarrero. Y Bob Mould lo ha hecho. Y es que este tipo, pese a los años, sigue sabiendo cómo hacer grandes canciones. No se da grandes aires, no tira de la épica y no te calienta la cabeza con sonidos innecesarios en sus canciones.

Beauty & Ruin es un disco con cierto sentimiento autobiográfico, el propio Mould lo ha definido como un arco narrativo en el que cuenta una historia. El tema es que cuando lo empezó a componer estaba de gira con su anterior disco, y a mitad de gira falleció su padre. Eso le hizo replantearse la vida y empezar a reflexionar sobre las pérdidas, la salud y lo importante que es estar rodeado.

Según Mould las primeras canciones conservan un aire más triste, mientras que conforme avanza el disco nos encontramos con otro bloque de canciones donde asume la idea de la pérdida, acabando el álbum con canciones más alegres y brillantes una vez que ha aceptado un trance como el de su padre.

Yo, sinceramente creo, que al final del año va a ser uno de los discos que mas haya esuchado. Seguro.

En este Beauty & Ruin destacan una serie de cortes. En primer lugar destaco I don't know yo anymore, donde ese toque de fuzz-punk-pop que solía hacer con sus bandas Hüsker Dü y Sugar se despliega en su máximo apogeo. No me extraña que la haya elegido Mould como primer sencillo de este disco.

A destacar también temas como Hey Mr. Grey, Little Glass pill o Tomorrow morning donde recupera los mejores años de Hüsker Dü, especialmente en la última que me parece una canción sobresaliente y en la que me recuerda un poco a ciertas canciones de Superchunk, algo que no es de extrañar si tenemos en cuenta que colabora su batería en todo el disco.

Incluso en las canciones más lentas acierta, Let the beauty be es un tema maravilloso. Desgarrador y melódico al mismo tiempo, Mould no se deja llevar por un tema meloso sin más e imprime a su canción un toque optimista que enlaza con lo que comentábamos al principio, que al final del álbum Mould va asumiendo y aceptando la muerte de su padre.

Todo un lujo, que Bob Mould después de tantos años, nos siga ofreciendo tan buenas canciones.

El disco en exystence por si lo queréis oir.

Los Lagos de Hinault

Hace unos meses leía por internet que Los Lagos de Hinault estaban grabando se segundo largo, en ese momento pensé en lo poco que había trascendido aquel Vidas Ejemplares que sacaron en 2011, un auténtico discazo que apenas ha tenido repercusión en el mundillo indie nacional.

Ahora publican Flores de Europa, el segundo álbum de los madrileños Carlos Ynduráin y Matilde Tresca. Por supuesto ese sonido de pop elegante se mantiene, la lírica inteligente también -que para eso es marca de la casa- y esas referencias a bandas como The Magnetic Fields o Luna siguen presentes también en este trabajo.

Para el disco repiten con Fikasound, la discográfica de Ornamento y Delito, que se especializó en pop escandinavo. Esperemos que puedan darle más vuelo a este disco porque desde luego que lo merece.

Empieza de manera magistral con San Juan de Luz, y ese tema tan Stephen Merrit que es (María del) Mar Rojo. En el tramo medio encontramos dos canciones que me han encantado como Viajar no lleva a ningún sitio y Panero y yo, especialmente esta última.

Un aire a pop encantador recorre el disco, con cierto toque de ironía. Algo que los acerca a bandas como Doble Pletina o Manos de topo -sin esa voz gatuna, obviamente. En Zumba hacen una bonita referencia a Semilla Negra de Radio Futura y en canciones como En un hotel o Quemasangre la letra os llevará la mente hacia Los Punsetes, con ese humor negro tan característico.

Al final destaca Simpático y vago, otro de esos temas de aire Merritianos, y el perfecto epílogo del álbum que es A una ventana triste, la única canción en la que Ynduráin comparte la autoría, y que inicia con una suave melodía de sintetizador que le dan un caracter ensoñador al tema reforzado por los coros de Matilde.

Son 13 canciones, apenas superan los 2 minutos las más largas, y Los Lagos de Hinault reafirman su papel como uno de los mejores y menos valorados grupos de pop de nuestro país. No los dejéis pasar.