jueves, 29 de enero de 2015

Real Numbers

A comienzo de Enero me crucé con esta banda mod/punk de Minneapolis Real Numbers gracias a una de las maravillosas recopilaciones del blog Everything Alright! Y desde entonces este grupo no se me ha ido de la cabeza.

He indagado un poco sobre ellos, porque lo que conocí fue el single que ha salido este año Up and About, y me gustó tanto que quise saber si habían hecho otras cosas antes. Y bueno, no hay todavía un LP de forma oficial (no estoy seguro) y lo que encontré fue otro single que salió en Diciembre del pasado año, es decir hace un mes, y otras grabaciones (juraría por la poca producción) más caseras que subieron a su bandcamp en el mes de Noviembre y que se titulan What was & What is, que es una especie de disco de recopilación con varias canciones que estaban probando y con aquellas grabaciones que habían hecho con otros pequeños sellos, como Up and about que ya grabaron para Three Dimensional records (con quienes grabaron en 2013 un mini LP, con varios temazos).

El single en cuestión, lleva dos temas Up and About, que le da título, y una cara B llamada New Boy. Su estilo bebe de las grandes influencias punk y pop de los 80, así que bandas como The Jam o Secret Affaire son seguro una referencia para ellos, pero además tienen un gusto por el punk que los une a bandas como Television Personalities.

Un gran descubrimiento para mí, ya que su música me encanta y tiene todo lo que me gusta, buenas guitarras, melodías adictivas y una batería punk que le da un ritmo vertiginoso a las canciones.

martes, 27 de enero de 2015

Motorama

MotoramaHay grupos por los que tengo especial aprecio y Motorama es uno de ellos. Los rusos de Rostov-Del-Don son una de las bandas más interesantes dentro del panorama post-punk independiente, y mira que es difícil que en un género tan trillado sigan destacando bandas con personalidad propia.

En plena crisis de Ucrania -su ciudad hace frontera con la parte sublevada y tienen la guerra a pocos kilómetros- no sé cómo andará el ambiente, pero el caso es que su talento parece no resentirse en absoluto, y este mes de Enero publican Poverty, su tercer largo.


El año pasado comentaba un single She is there que sacaron, la verdad es que eran dos canciones sobresalientes, y las dos hubieran quedado de lujo en este LP, pero Motorama ha decidido no alargar mucho el disco, y sacar 9 canciones, así que el disco se te pasa en un santiamén y no se hace nada pesado -algo que les pasa a muchos grupos que tocan este estilo.

La influencia de la escena de Manchester es evidente en sus tres trabajos, aunque yo diría que este es el que más se acerca al pop, algo que ya intuíamos en el single del que os hablaba antes. La sombra de bandas como Joy Division o The Chameleons es alargada para todo este tipo de grupos, pero en el caso de los rusos no es una burda copia si no una relación musical muy fluida.

Es curioso que como primer single haya escogido Dispersed Energy, que tal vez sea la más oscura del disco, eso sí, es un trallazo buenísimo que ya me gustó mucho cuando lo escuché hace unas semanas. En esa línea también aparece casi al final Old, con un bajo que recuerda a Interpol y un estribillo digno de Ian Curtis.

En otros cortes se relajan un poco y tiran algo más de influencias pop, canciones como Red Drop o Lottery son de lo mejor del disco , sobre todo la primera y denotan un acercamiento a grupos como The National, incluso en la voz de Parshin que en algunos temas recuerda mucho a la de Berninger, o bandas como Tindersticks, especialmente en la preciosa Heavy wave.

Un disco muy bueno, a la altura de una banda de mucho talento y con grandes trabajos, no sé si les dará para pegar el pelotazo y que los grandes festivales se fijen en ellos -tal vez le falte un gran hit para enganchar al público- pero el caso es que se lo van mereciendo ya.

En newalbumreleases.net tenéis el disco por si lo queréis escuchar tranquilamente.

lunes, 26 de enero de 2015

The Granite Shore

El pasado viernes me sorprendió un poco el mensaje en facebook de Occultation Records en el que ya anunciaban lo nuevo del proyecto de Phil Wilson, bueno la banda en la que participa junto a Nick Halliwell, The Granite Shore.

Tras aquel God bless Jim Kennedy que sacó en solitario, y el EP que el año pasado sacó junto a su mítica banda The June Brides, She seems quite free, Phil Wilson parece que no para con sus proyectos musicales. En realidad The Granite Shore, aparece ahora con algo más de fuerza, porque en 2009 y 2010 sacaron un par de singles y la cosa parece que no cristalizó.

Ahora, para el mes de Abril, preparan el lanzamiento de Once more from the top, el primer disco de la banda a través de Occultation Records. Y para avanzar ese disco, se presenta ya esta preciosa canción indie-pop Nine days' wonder, que es un mediotiempo donde la cálida voz te va agarrando al tema, el estribillo es maravilloso y los arreglos con sección de cuerdas incluídas son una genialidad-

Estaremos atentos para escuchar el disco cuando salga, porque es muy posible que para el gran público pase bastante desapercibido. Mientras tanto disfrutad de este precioso tema.



viernes, 23 de enero de 2015

Twerps

El kiwi-rock, y en general toda la escena australiana y neozelandesa, siempre me ha encantado. El primer grupo que me enamoró de aquella tierra fueron The Go-Betweens (por cierto hace poco ha salido un box-set con los 3 primeros discos reeditados en vinilo, otro con los primeros singles y EP's, y otro con rarezas y grabaciones en vivo), pero poco a poco fui descubriendo otros que ahora considero imprescindibles en la historia del pop como The Clean o The Bats.

Y en esa escena es donde enmarcamos a Twerps, la banda de Melbourne, que el año pasado nos emocionó a todos con ese Underlay EP que para mí fue uno de los mejores trabajos del año.

Algo del indie-pop de The Bats, guitarras cristalinas y playeras al estilo de Real Estate pero no tan predecible porque el jangle-pop hace su aparición gracias a maravillosos coros y grandísimos teclados que acompañan a las canciones.

El disco empieza muy que muy perezoso, y de hecho no entiendo muy bien esa intro de 50 segundos que lo abre, porque aporta muy poco (de hecho no me gustan nada las intros en los discos, directamente), pero es que la segunda canción I don't mind dura más de 5 minutos. Sin embargo, la canción funciona perfectamente con su ritmo pausado nos da la bienvenida a un disco con muchas subidas y bajadas.

La canción que más me gusta es Back to you, fue la que adelantaron como single, y tiene un órgano genial con la línea melódica, y tal vez sea la canción más Go-Betweens de todo el disco. Pop brillante, veloz y adictivo. Y con Stranger no se quedan atrás, una bonita canción donde la voz femenina pone el contrapunto, y con un estribillo con el coro doblando, que es una delicia.

En el tramo medio del disco consiguen acertar con temas como New Moves, la más rápida de todas junto a Cheap Education, Shoulders, una canción genial que tiene un ritmo muy contenido, y dos lentas que son una maravilla Adrenaline y esa preciosa balada que es Love at first sight.

Eso sí, en el disco esconden su línea más gamberra y temas cercanos al punk-pop como Hypocrite no aparecen.

Ya os digo que me ha encantado, que tiene un indie-pop de muchos kilates, y que no se hace para nada previsible. Pero les voy a hacer una pequeña crítica, y es que yo esperaba al menos haberme encontrado con alguno de los temas del Underlay EP, sobre todo aquella Wait til you smile, que fue la que más me gustó pero que tenía una producción y un sonido bastante mejorable, y esperaba que para el disco la grabasen como dios manda para que sonase genial, y de hecho, viendo ahora el disco, no habría desentonado nada de nada.

En exystence.net está el disco por si lo queréis escuchar en casa este fin de semana.

jueves, 22 de enero de 2015

Slow Decades

The Frost & The Concrete, es el álbum debut de los británicos Slow Decades. La banda de Newcastle originalmente se llamaron Our Imaginary Friends, pero han decidido (acertadamente) cambiar su nombre.

El disco, que he conocido esta semana, salió el 22 de Diciembre, una fecha perfecta para pasar desapercibido, como, de hecho, ha sucedido. Y es una pena porque es un gran disco, sinceramente.

El indie-pop melancólico y relajado que muestran se mezcla con baladas épicas de piano y voz, y alguna canción donde tiran de las influencias made in Glasgow. A mí en parte me ha recordado a bandas como Northern Portrait o Pale Lights.

Aunque el inicio con Confetti te descoloca un poco, es una canción preciosa donde solo escuchamos voz y piano, la verdad es que se hace raro escucharla de entrada, pero el caso es que funciona y además ya anuncia la presencia de otras canciones lentas como In my room, Crimson & fur y Hesitation -esta última, otra preciosidad al estilo Perfume Genius.

En el tramo medio es donde más acertados están, precisamente en las canciones donde pisan un poco el acelerador -tampoco demasiado. A boy your age, Our end o Margaret Bad Boy son dos buenos ejemplos de indie-pop que nos trae a la mente bandas como Comet Gain. Pero la más destacada, y la que más me ha gustado del disco es The Chaos, un tema rotundo y bien cerrado, donde melodía y voz se funden de manera sensacional. 

La canción más rápida es Real Men, un buen tema cercano al C86, algo que podían haber explotado un poco más viendo lo bien que se les da.

En definitiva, un disco que va a pasar desapercibido a buen seguro casi en todos los medios, y que evidencia un gran talento y una música deliciosa.



martes, 20 de enero de 2015

Murciano Total

2015 es un año importante para Murciano Total y es que se edita su primer largo, Quereres y Dejenes a través de El Genio Equivocado. Bueno, en realidad, muchas de las canciones del disco ya las conocíamos gracias a aquella recopilación de Demos 2012-13 que salió hace algo más de año en formato cassette y que dejó a gran parte de la crítica nacional boquiabierta.

¿Quiénes eran? ¿De dónde salían? Murciano Total tienen su base de mandos en Molina de Segura (Murcia) y es el proyecto de una pareja, Chema Lozano (vocalista de la mítica banda  jienense Automatics) y Elena Molina, aunque estos detalles fueron un secreto al principio, ya que en los primeros vídeos que colgaron en youtube no desvelaban su identidad. De hecho, musicalmente hablando, nacieron de un villancico, Pastores venid, que hicieron como respuesta a una postal navideña que le mandaron unos amigos, ahí es nada.

El proyecto basado en el pop y la electrónica, tiene cierto aire a new wave y música de los ochenta, pero con un sonido y unos arreglos muy compactos y modernos. Los sintetizadores son protagonistas, pero no suenan a chatarra, si no a una sincopada elegancia que ofrece un agarre sólido a unas letras muchas veces basadas en leyendas, noticias o mentiras populares que acontecen en Murcia.

Entre las demos que ya conocíamos aparecen en Quereres y Dejenes, El espejo, La fábrica de las guapas, El internacional y la mala racha, El príncipe oscuro de Fortuna, El Castillo de Román y El Rey caníbal. Sorprende un poco lo mucho que han mejorado algunas en el disco, por ejemplo El espejo -ya era de las que más me gustaban- ahora suena genial.

Tal vez echo en falta por ahí La Parranda, que era una maravillosidad, y pensé también que meterían El verano de la Carmichael's. Pero bueno, esas quedan para los fans como rarezas que cantaremos en los conciertos entre miradas de extrañeza de los modernos.

De las que no conocíamos hay algunos temas geniales, se alejan de Murcia en sus letras, pero voy a destacar tres que me han gustado especialmente: Quémalos por mí, que fue elegido además como single de adelanto del disco, La casa parisina a la que le cuesta arrancar un minuto pero que luego se convierte en un tema muy New Order, y finalmente No te puedo soportar, un precioso corte en el que destaca una letra de desesperación amorosa que rezuma hastío y un poco de odio. Además, entra en juego una maravillosa guitarra a cargo de Alejandro Martínez (Klaus & Kinski) que le da un punto genial a la canción. Eso sí, no es la única colaboración, ya que en el disco el dúo se hace acompañar de El estudiante Larry -que suelen tocar con ellos en los directos- o Rafa Skam de The Yellow Melodies.

Lo tenéis ya en el bandcamp de El Genio Equivocado, y creo que desde hoy se empezaba a vender en su página web también.

lunes, 19 de enero de 2015

Franny & Zooey

El año pasado, oyendo una recomendación de Dufflecoat Records, descubrí a este dúo de twee pop, Franny & Zooey. La canción que escuché fue I love you, y me pareció un bonito tema de indie-pop, aunque la verdad es que luego no les seguí la pista hasta ahora.

No sabría explicar muy bien por qué no les seguí escuchando, porque el tema en cuestión me gustó mucho. Pero el caso, es que hoy viendo el facebook de la discográfica, me los he vuelto a cruzar y esta vez sí que me he puesto a buscar sus anteriores trabajos para saber algo más sobre ellos.

La primera sorpresa ha sido conocer que eran de la República Dominicana. Otras veces, y sobre todo con el pop español cantando en inglés, el acento te da una pista del origen foráneo, pero en este caso ni se me había pasado por la cabeza. Además soy un absoluto ignorante en cuanto a la escena indie en ese país, y lo que a España nos puede llegar de allí no es precisamente esto, así que ha sido una agradabilísima sorpresa saber que en el mar caribe se hace tan brillante twee-pop, y ya os digo que no tienen nada que envidiar a cualquier grupo de Glasgow o Londres.

La verdad es que ahora que hablaba de Londres, el primer grupo que me ha venido a la cabeza oyendo  el Bottled up and ready to go, que así se llama el EP que voy a comentar, ha sido Colour my wednesday, y eso quizás os pueda dar una pista de por donde van los tiros.

Franny & Zooey son Juan Julio Peña y Victoria Linares, dos enamorados del indie-pop como bien comentan en su bandcamp. Y en este EP sacan a relucir unas canciones cortas de intenso twee-pop con un aire C86 que está bien presente.

El trabajo comienza con Daydream y Magnet, dos buenas canciones, aunque reconozco que me encanta la segunda, que tiene cierto aire a bandas como The Primitives. Después Sally meets C. y Sorry, you're breaking up (me encanta este tema y como aciertan en el estribillo) siguen esta línea cercana al C86, aunque lo mejor viene con el final del EP con aquella I love you que tanto me gustó cuando la escuché por primera vez.

Habrá que estar atentos a este dúo porque de donde hay talento solo pueden salir cosas buenas.

Sleater-Kinney

Sleater-KinneyYa he leído en varias revistas y en varios blogs que el regreso de Sleater-Kinney iba a ser uno de los discos del año. Sinceramente, no creo que para mí lo vaya a ser.

La banda americana formada a mitad de los 90 se convirtió en uno de los referentes más claros del riot grrrl con su punk rock de pegada instantánea y letras que ahondaban en el imaginario identitario de la mujer. Aunque en sus últimos trabajos habían virado hacia un hard rock que hablaba de depresiones y violencia, parece que ahora vuelven la vista hacia su sonido más reconocible.

Este No cities to love de 2015 comienza denso con Price tag y Flagless, rock rabioso y melodías que no son fáciles de tararear. El primer tema destacado nos lo encontramos con Surface Envy donde por primera vez aciertan con el estribillo, algo que repiten en No cities to love, la canción que da título al disco y que es de las más poperas.

Con A new wave parecen querer hacer un homenaje a la nueva ola ochentera y les sale uno de los mejores temas del disco. Pero lo mejor nos lo encontramos al final con ese Bury our friends, el single que han sacado de este disco, y que, aunque al principio no me entró muy bien, al final le he terminado cogiendo el gustillo. Y rematan bien la faena más punk-popera con Hey Darling, un tema más accesible y que les ha quedado bastante bien.

En fin, un disco normalito, con algún tema destacable, pero que en general no creo que vaya a pasar la criba de lo mejor del año.

En newalbumreleases o exystence lo tenéis por si lo queréis escuchar.

viernes, 16 de enero de 2015

Tigercats

Tenía la intención esta mañana de comentar un par de discos que he venido escuchando los últimos días, el de Sleater-Kinney y el de Sonny & The Sunsets, aunque la verdad es que primero me he acordado de Emma Kupa y ahora he encontrado el primer single que van a sacar los londinense Tigercats de su segundo álbum, Mysteries.

Y Tigercats, me pueden. Me encanta esta banda. Su primer largo, Isle of dogs, me maravilló y estuve mucho tiempo escuchándolo, de hecho todavía en muchas sesiones los pincho. Su jangle pop, un poco de punk travieso y algunos ritmos africanos hacían de ella una banda especial.

Ahora parece que se han serenado un poco, al menos a juzgar por las dos canciones que ya conocemos del futuro disco. A finales de 2014 comenté aquí Junior Champion, que me resultó un perfecto tema de indie-pop ... y ahora, con Sleeping in the backseat, repiten la jugada y salen más que airosos, porque el tema me ha gustado mucho.

Se trata de un mediotiempo que comienza perezoso, algo así como levantarte en verano con un tema de Real Estate. Pero pronto la voz susurrante de Laura Kovic y los coros de Duncan Barret te van atrapando, hasta que te sacan de la cama con un maravillo riff de guitarra y órgano que se repite durante toda la canción y que es una absoluta delicia.

La canción va ganando peso casi sin que te des cuenta, y el final tiene una épica sostenida y discreta que te aprisiona con una trompeta deliciosa que te obliga a darle instintivamente al repeat varias veces para no dejar de escucharla.

Duncan Barret, reconocía que siempre quiso escribir una canción sobre conducir un coche, aunque como no tiene carnet, esto va a ser lo más cerca que se encuentre de poder llevarlo.

Estoy ya deseando conseguir el disco y poder disfrutarlo, creo que saldrá en Febrero, así que no creo que tengamos que esperar mucho.

Emma Kupa

Todavía recuerdo que hace no tanto tiempo Standard Fare, la banda de Sheffield, llamó a mi puerta con un potente indie-pop que bebía de las fuentes del mejor C86. Su cantante Emma Kupa, ha tenido desde entonces varios proyectos, algunos que eran paralelos a la banda, otros que ha desarrollado después ... lo último que supe de ella, fue aquella magnífica colaboración a principios del año pasado en el Yeah, tonight de Gold-Bears.

Ahora parece que se ha decidido a sacar un mini LP en solitario y bajo su propio nombre. Se llamará Home Cinema y será editado en Marzo por el pequeño sello londinense WIAIWYA (Where It's at is where you are).

Recoge un indie-pop más pausado y melancólico, y como ya anuncian en su bandcamp tira más de raíces folk, eso sí aderezado con unas letras de lo menos agradables ... pérdida de familiares, alcoholismo, sobrevivir al holocausto o al comunismo. Este contraste de temas oscuros con un estilo folk más agradable, puede dar buen resultado. No sé, de momento el único tema que han avanzado antes del lanzamiento, Half sister, me ha gustado.

jueves, 15 de enero de 2015

Reigning sound

No estaba muy seguro de comentar este disco en el blog y es que es un buen trabajo pero algo irregular y ecléctico, y eso me complicaba un poco su análisis. Pero el caso es que tiene un par de canciones que me vuelven loco y que, sólo por ellas, merece la pena que nos acerquemos a él.

El álbum en cuestión es el Shattered del quinteto de Memphis Reigning sound. Tal vez no os suene mucho el nombre pero no son unos novatos precisamente. Su cantante es Greg Cartwright el que fuera líder (aún siguen sacando discos, me parece) de la banda punk The Oblivians. A mí su banda principal, siempre me ha dejado un poco frío, y a veces su punk cercano al crudo garage, se me ha hecho intragable.

Pero Reigning sound es el proyecto paralelo y aquí puede jugar con otras influencias y otros gustos que no aparecen en su banda matriz. El rock garage, el indie-pop y el soul se abren paso en este trabajo con bastante facilidad, algo que ya venía avisando en sus últimas grabaciones.

El caso es que para grabar Shattered se juntó con su teclista Dave Amels, y éste a su vez llamó a tres compañeros de su banda de soul The Jay Vons para que completaran la formación, y de esa mezcla ha nacido el sonido de este trabajo.

Con North Cackalacky Girl, el tema que abre el álbum, encontramos ya esas influencias del soul modernista y el garage beat sesentero, y este estilo se va a ir repitiendo durante el disco en temas como You did wrong o la genial My My, que suena a Van Morrison por los cuatro costados, y que me parece una de las mejores del disco.

Pero las dos canciones que a mí más me gustan son Never Coming Home y Falling Rain, los dos temas más indie-pop del disco. La primera es un mediotiempo precioso con cierto aroma al sur de los Estados Unidos, no en vano grabaron en Nashville este trabajo, donde aparecen de manera magistral unos violines, dando un aire mágico a la canción.

La segunda, la que más me gusta, Falling Rain, es un temazo que comienza arrollador con ese órgano Hammond que te mantiene atado a la canción como una lapa. El aire de la canción te lleva hacia Bob Dylan y el folk de los setenta. Sí. Tiene la calidez vocal de Dylan, unos puentes y unos coros geniales, y un estribillo pegadizo en el que les basta con repetir el título.

No pasó a la historia como uno de los mejores discos de 2014, y de hecho, pasó bastante desapercibido. Yo lo recupero ahora, al menos para que degustéis esas dos joyas que contiene.

En exystence.org lo tenéis por si lo queríes escuchar completo.

martes, 13 de enero de 2015

Waxahatchee

Para el próximo mes de Abril se prepara la salida al mercado del próximo disco, Ivy tripp. de la americana Waxahatchee, o lo que es lo mismo Katie Crutchfield.

Su nombre no es nuevo por aquí, ya que Katie ya colaboró el año pasado en el disco de Radiator Hospital, uno de los mejores del año para mí, y además su hermana melliza Allison Crutchfield es la cantante de la banda punk Swearin', uno de esos grupos que me encantan.

El proyecto Waxahatchee es pura delicadeza indie-folk. No es que sea un género que me apasione, pero en este caso las cosas bien hechas siempre merecen un respeto y mi atención.

De momento del futuro disco se ha lazado el single Air como adelanto, es un tema precioso que comienza con pereza, pero que poco a poco gracias a la calidez vocal de Katie va tomando forma hasta convertirse en una canción de indie-pop delicada. Destaca el maravilloso estribillo con esa batería y sus redobles que entran en el momento justo, de hecho si me dijeran que este tema es de The National, me lo creería, porque les pega un montón.

Tendremos que estar atentos a ese disco porque, de momento, tiene pintaza.



lunes, 12 de enero de 2015

Belle & Sebastian

belle portada
Creo que los escoceses Belle & Sebastian habían creado una expectación fuera de lo común alrededor de su 9º disco Girls in peacetime want to dance, que saldrá la semana que viene a través de Matador Records. Y es que el single que avanzaron The Party line, con ese toque discotequero, dejó a todo el mundo flipando.

He de reconocer, que a mí no me gustó, y la verdad es que sigue sin convencerme mucho. de hecho pensé que si todo el disco era así, conmigo no iban a acertar precisamente. Y es que me encantan los Belle & Sebastian de toda la vida, los más melancólicos y tristones, los de sobresalientes melodías de indie-pop. No quiero experimentos.

Pero Stuart Murdoch, está por la labor de ir cambiando la cara a su sonido. Y ha desempolvado sus discos de dance ochentero para sacarse de la manga unos cuantos temas que tal vez empiecen a sonar en las pistas de baile más modernas. Y de hecho, seguramente, en algunos festivales hasta pongan al público a menear las caderas (lo que nos faltaba por ver en un concierto de Belle & Sebastian, jejeje)

Junto a The Party Line, hay unos cuantos temas en esta línea bailable en el disco. No condeno todos, porque hay alguno salvable donde tiran de sintetizadores muy ochenteros para crear alguna buena canción como Play for today o The book of you. Aunque también es cierto que aparece ese Enter for Sylvia Plath, que aunque con una entrada a lo Camela, consigue remontar hasta convertirse en una canción algo menos vulgar (seguramente ésta será de esas canciones que les valga el éxito de los más variados festivales, de hecho la gente ya habla maravillas de ella). A mí esta línea me deja frío como el hielo, para que os voy a engañar.

Si me he decidido a comentar el disco, obviamente, no es por esos temas dance, si no por un par de temas que sí que han incluido y que son marca de la casa de los Belle & Sebastian de toda la vida. Se ve que no se han atrevido del todo a romper con el pasado, y nos han querido contentar a algunos con estas canciones (lo agradecemos).

Así nos encontramos con Nobody's empire, la canción con la que abren el disco y que es una auténtica maravilla, o con Ever had a little faith? otro precioso corte que recuerda a sus temas del If you're feeling sinister. Son las dos que mejor les han quedado, en este grupo de canciones que no abundan, pero que también están en el disco.

La verdad es que no pegan ni con cola las unas junto a las otras, pero a pesar de todo les ha quedado un disco interesante, con cosas nuevas, nuevas experiencias, sintetizadores, nuevas influencias, y también alguno de los temas de siempre.

El disco anda por Don't eat the yellow snow, por si lo queréis escuchar antes de que salga y así valorarlo mejor.

viernes, 9 de enero de 2015

The Fireworks

El año pasado ya comenté a The Fireworks a raíz de una versión que sacaron en su soundcloud. La banda de Londres entonces hizo un tema de Girls at our best que se llamaba Gettin' nowhere fast, un corte mítico de la banda punk de los 80.

A mí The Fireworks me molaban de casualidad, porque los descubrí en un recopilatorio por internet, pero desde entonces les sigo, y este 2015 planean sacar un disco, así que me tienen con las orejas tiesas.

De ese futuro LP que saldrá en Febrero a través de Shelflife ya se ha adelantado el primer tema, On and on, y es un buen pepinazo. Algo menos pop de lo que yo esperaba, y bastante más punk. Ese cuddlecore alegre y veloz entronca con bandas como Martha, Veronica falls o The Spook School.

Mucho ojo, que van por el buen camino para sacar un señor discazo este año!!



https://soundcloud.com/thefireworksgopop/the-fireworks-on-and-on 

viernes, 2 de enero de 2015

Arsenic!

Nunca es tarde para sacar un single, pensarían los neoyorquinos Arsenic! cuando decidieron presentar este tema el 20 de Diciembre, cuando prácticamente medio planeta está aturdido a recopilaciones y los sellos como mucho nos presentan algún futuro disco.

El caso es que la banda de indie-electro-dream-folk-twee-shoegaze-pop se sacó de la manga este Knowledge is Porridge y lo publicó en su bandcamp. El multietiquetado que he puesto es completamente irónico, y es que son las etiquetas que ellos mismos usan en su bandcamp, y a mí resulta bastante ridículo, sobre todo porque ya se sabe que quien mucho abarca ...

Pero bueno, este año sacaron un EP titulado The Birds and the bees, en el que tiraban de un indie-pop muy amable aderezado con algunos sintetizadores, rollo muy escandinavo, pero bastante flojete. Por eso me ha sorprendido este tema que han lanzado ahora.

Knowledge is Porridge me ha gustado mucho, no comprendo porque no entró en el EP de ese año, pero bueno, ellos sabrán. Aquí se decantan más por un jangle pop algo más actual mezclado con unas buenas guitarras C86, aunque no renuncian al sintetizador, que aquí es un elemento más secundario.

Al final les ha quedado un tema chulo y que suena genial, y que para ser el epílogo del año no está nada mal.

Además lo tenéis en pay what you want en su bandcamp, así que podéis aprovechar.

Cayetana

¡¡Feliz 2015 a todos/as!!!

En estas fechas navideñas, y seguramente durante los primeros meses de este nuevo año, trataré de ir recuperando algunos discos de 2014 que en su momento no me dio tiempo a comentar pero que merecen la pena. Aunque se irán mezclando con las novedades de estos primeros meses que también irán apareciendo.

El primero de esa lista va a ser el Nervous like me de la banda de Philadelphia Cayetana. Pensaréis que menudo nombre han escogido estas chicas para su grupo, y la verdad es que no tengo ni idea de por qué escogieron ese nombre, pero el caso es que la banda suena genial, y eso es lo que importa, no?

Me vais a llamar pesado con la Philly scene, pero es que me encanta. Yo no sé que pasa en Philadelphia pero el nivel de sus bandas locales es tremendo, sobre todo en cuanto al punk y al indie-pop se refiere ... por ahí andan grupos como Swearin' o Radiator Hospital, por poner un ejemplo.

En realidad Cayetana, no es que supongan ninguna novedad, porque hace un punk rabioso con ese toque riot grrrl que tanto me gusta, supongo que por eso me fijé en ellas. En una entrevista o en un blog, ya no me acuerdo, leí que ellas mismas reconocían que son 3 amigas de toda la vida y que formar la banda era la manera que tenían de expresar su amistad, un viaje juntas, aunque al principio les costase aprender a tocar los instrumentos.

Ya desde el principio nos van a cautivar dos detalles que se repiten a lo largo de todo el disco, lo más importante es la voz ondulante que igual te atrapa de forma melosa que te pone los pelos de punta con un par de gritos, y además el vibrante bajo que durante todo el disco mantiene una solidez que le da empaque a las canciones. Serious things are stupid, el tema con el que abren, ya nos apunta a estos dos detalles.

Aunque en la primera mitad del disco abundan los temas de punk, que a mí me recuerdan al sonido de Tegan & Sara, hay un tema que sobresale y precisamente es el que más se aleja de ese sonido, y es que Dirty Laundry tiene un aire a post-punk de los 80 que no esconde, gracias a ese órgano que se introduce en el tema de forma genial y que es digno de los mejores The Cure.

Después el disco flojea un poquillo, y nos deja un par de cortes que merecen la pena, y el resto de algo menos nivel. En el tramo medio destaca Scott get the, I'm moving, y hacia el final aparece la que tal vez sea la mejor canción del disco Hot Dad Calendar, el tema que avanzaron antes de la salida del disco. Y con razón, ya que es el corte más indie-pop del disco y donde aciertan con más precisión, algo que repiten con Busy brain.

No lo veréis comentado en casi ningún sitio, y aunque no vaya a pasar a la historia, discos que merecen la pena como este si que me gusta comentarlos. Y si os molan bandas como Speedy Ortiz, Cherry Glazerr o September Girls, seguro que os gusta este disco.

El disco está en exystence por si lo queréis oir.